Trastorno de personalidad clúster B

trastorno de la personalidad

Los trastornos de la personalidad se subdividen en agrupaciones que son denominadas como ‘clúster’. Conoce de qué se trata.

Trastorno de personalidad: qué es y cuál es el clúster B

Desde tiempos antiguos (Grecia Clásica siglo V a.C.) el estudio del comportamiento humano y de los rasgos de la personalidad ya eran objeto de análisis. Hipócrates, médico en el periodo de Atenas, exponía que el carácter de los individuos se podría determinar por medio de cuatro elementos físicos: sangre, bilis, flema y bilis negra (melancolía, según estudios).

Hoy en día, gracias a los avances científicos y al estudio de la conducta humana podemos explicar más a detalle sobre a que se refería el médico ateniense. La personalidad se define como “el conjunto de rasgos y mecanismos psicológicos internos al individuo, organizados y relativamente duraderos, que influyen en las interacciones en la adaptación de la persona con su entorno intrapsíquico, físico y social” (pisemadrid, s.f.).

Una vez dicho esto podemos fragmentar nuestro tema a tratar, y son los trastornos de personalidad clúster B. De acuerdo con el DSM-V (Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría), un trastorno de personalidad es un “conjunto de alteraciones que se desarrollan en la esfera de las emociones, motivaciones y relaciones afectivas y sociales.

 

Los trastornos de la personalidad se subdividen agrupaciones que son denominadas como ‘clúster’ referenciando a un conjunto de elementos. Para el caso de los trastornos de personalidad, el DSM-V incluye los siguientes clústers: grupo A o excéntrico, grupo B o dramático y grupo C o ansioso. Según lo signos y síntomas es como se diagnosticará el tipo de trastorno de la personalidad.

Parte del llamado clúster B de los trastornos de la personalidad se incluyen cuatro tipos y son: T.P. antisocial, T.P. histriónico, T.P. límite (borderline) y T.P. narcisista. A continuación: te compartimos los síntomas y comportamientos más visibles dentro de cada tipo de trastorno.

Trastorno de la personalidad antisocial: hostilidad, nulo sentimiento de responsabilidad social, engaño, impulsividad, agresividad y desprecio y violencia los derechos humanos.

Trastorno de la personalidad límite: inestabilidad emocional (en afectividad y relaciones interpersonales), impulsividad, cambios en estados de ánimo, temor intenso, ansiedad, sentimientos de vacío, conductas autodestructivas, idealización de relaciones y alternancia de pensamiento entre la devaluación en sus relaciones con los demás.

Trastorno de la personalidad histriónica: emotividad generalizada y excesiva, búsqueda excesiva de atención, comportamiento sexual de provocación, influenciables. Buscan el constante agrado y ser aprobado por otros.

Trastorno de la personalidad narcisista: falta de empatía, autoimagen de grandeza y megalomanía, exagerado sentido de importancia, fantasías y preocupación por tener poder ilimitado, comportamientos de soberbia y arrogancia, enérgicos y tienen la tendencia de explotar a las demás personas.

El desarrollo de algún tipo de trastorno de la personalidad se debe a diferentes causas como:  ambientales, genéticas, sociales y culturales. Los trastornos de la personalidad suelen presentar un cierto nivel de estabilidad, son rígidas y también se enfatizan conductas que son normales en personas que se adaptan de forma favorable a la sociedad.

Si conoces a alguien con estas características, en Yo Dependo te aconsejamos acudir con un especialista, nunca te automediques o recomiendes personas no certificadas. Tu salud es lo más importante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *