Tocar fondo

fondo

Algunas personas solo dejan los vicios  que los consumen al tocar fondo, pero, créame, es mejor evitar esto.

Tocó fondo

Sé de primera mano de algunos casos de personas dependientes de drogas duras que solo las dejaron hasta tocar fondo. Es decir, hasta que perdieron la integridad y el patrimonio.

Mencionaré solo dos. El primero se llama Jorge “X”, era adicto a la cocaína y pese a que era eso que se conoce como un “chico de familia” cayó en las redes.

Andando “coco” manejaba la motocicleta de su trabajo, era repartidor de comida, perdió el control, chocó contra una camioneta y se quebró el fémur, el hueso más duro de nuestro cuerpo.

Un rosario de calamidades se desató con esto. El dueño del vehículo le cobró lo del golpe, él fue recluido en el Hospital CIvil de Guadalajara, donde es difícil recibir visitas indirectas.

Su fémur, en proceso de soldarse, le causaba dolores tan extremos que lo hacían sudar y casi lo desmayaban. 

Pero esto no era más que la culminación de una cadena. Antes ya había estado en algunas clínicas de desintoxicación. Solo esto lo hizo rebobinar.

fondo

Tocaron profundamente fondo

El segundo caso fue muy sonado la pasada década en los periódicos amarillistas y de nota roja que abundan por estos lados. 

Se trataba de Miguel, un junior a quien sus padres mimaban con camionetas, puestos en las empresas familiares y universidades caras. A los diecinueve años era alcohólico.

MIguel un malhadado día invitó a sus amigos de la preparatoria a cotorrear a Chapala. Él los llevaría en su camioneta del año con cajón abierto.

Se ha dicho hasta el cansancio que nunca hay que combinar la imprudencia, el alcohol y el volante. Él lo hizo y, como iba a gran velocidad en las curvas, la camioneta donde viajaban volcó. Los que estaban en la caja trasera murieron, pero él sobrevivió.

Fue acusado de homicidio imprudencial. En fianzas e indemnizaciones el patrimonio de los padres de este chico se esfumó.

Juan Carlos Cruz

One thought on “Tocar fondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *