Vencer la abstinencia y triunfar en la sobriedad

sobriedad

“Aprende a vivir en la abstinencia a través de un continuo crecimiento emocional que permita alcanzar la madurez. Una vez alcanzada la inercia de la sobriedad se logra un crecimiento progresivo que conducirá al objetivo final del tratamiento que es alcanzar la felicidad”.

 

Vencer la abstinencia y triunfar en la sobriedad

Nadar en el espejo de incertidumbre en cualquier ámbito de la vida cotidiana hace que nos paralicemos por momentos, ahora, si sumas una adición tenemos como resultado un estancamiento personal y espiritual.

Enfrentarse al proceso de recuperación de una adicción no es sencillo. En el camino suelen presentarse, dudas, miedos, pensamientos negativos, inquietudes y adversidades, pero con perseverancia, esfuerzo y disciplina se puede salir triunfante.

Para el caso de una persona que se encuentra en la etapa de recuperación por alcoholismo suele ser común que se halle en un estado de abstinencia con síntomas como sudoración vómito, náuseas, insomnio, ansiedad, temblores, entre otros.

abstinencia

El médico y psiquiatra José Antonio Elizondo especialista en temas de adicciones y alcoholismo describe lo siguiente: “reconocer que se es alcohólico en el principio es un proceso que puede resultar doloroso, física y emocionalmente. Mantenerse sobrio es parte del proceso. Sin embargo, dejar de beber no solo consiste en dejar de consumir, sino también en reconocer las motivaciones para hacerlo, enfrentarlas y resolverlas para evitar recaídas.

¿Qué pasa después de la sobriedad? El autor nos plantea que es importante identificar la diferencia entre abstinencia y sobriedad y que la meta fundamental en la recuperación de la adicción es alcanzar la sobriedad.

“Aprende a vivir en la abstinencia a través de un continuo crecimiento emocional que permita alcanzar la madurez. Alcanzar la sobriedad implica la práctica de cualidades como la libertad, la honestidad y la humildad […] Una vez alcanzada la inercia de la sobriedad se logra un crecimiento progresivo que conducirá al objetivo final del tratamiento que es alcanzar la felicidad”.

Las etapas de recuperación de las adicciones reconocen cinco fases y es precisamente la etapa de acción y mantenimiento las más importantes pues sin un verdadero compromiso no existiría un cambio, es ahí donde radica la importancia de la madurez de saber mantenerse sobrio.

Después de un genuino cambio en el hábito del consumo del alcohol el estado de sobriedad vendrá acompañado de seguridad y estabilidad emocional sin temer a volver a recaer en una tormentosa adicción.

 

Fuente

Di Pardo, Renée. (2019). “La sobriedad como bien”. Scielo. Consultado en 2021.

Palacios, José. (2009). “La construcción del alcohólico en recuperación Reflexiones a partir del estudio de una comunidad de Alcohólicos Anónimos en el norte de México”. Scielo. Consultado en 2021.

 

Por Leo Morquecho

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *