La serenidad en la literatura y cómo ayuda a superar las drogas

serenidad

La serenidad en la literatura y cómo ayuda a superar las drogas en una economía de mercado.

Literatura y drogas

Nuestro único premio Nobel de literatura, Octavio Paz, con su consabida lucidez vio en las drogas un problema al mismo tiempo literario, cultural, sanitario y político.

En los años sesenta conjeturaba que el apogeo de los alucinógenos ─láudano, opio, hachís, peyote y hongos─ era una forma vicaria de buscar lo sobrenatural, fantástico o espiritual en un mundo esencialmente rutinario para la mayoría.

Sobre el alcohol argumentaba que era una forma de salir de nosotros mismos, un combustible para la extroversión que, en exceso, podría convertirnos en una caricatura de lo extrovertido.

De las drogas introspectivas ─muy en boga actualmente─ como la mariguana y sus derivados opinaba que su prohibición era más por razones morales que de salud pública. A saber:

“Son un desafío a las ideas de actividad, utilidad, progreso, trabajo y demás nociones que justifican nuestro diario ir y venir. La autoridad no obra como si reprimiese una práctica reprobable o un delito sino una disidencia”.

 

Drogas y capitalismo

Tanto entonces como hoy drogarse sería algo así como desafiar a la economía de consumo donde el “tiempo es dinero”, es decir un acto de irresponsabilidad, desobediencia y derroche. De lo anterior se infiere que como la productividad económica es ominoso dictado, se busque una válvula de escape.

Si bien el capitalismo no es un sistema perfecto ─no existen sistemas económicos-políticos perfectos─ y su frenético vaivén tiene a millones sumidos en una acelerada rutina estresante, lo ideal sería oponerle la serenidad antes del colapso nervioso.

Miltón Friedman, un economista liberal, ya lo había mencionado: para que la economía de mercado no se convierta en un puro mercantilismo deshumanizado es necesario cultivar una vida espiritual (arte o religión). Pues bien, la buena literatura está en condiciones de mitigar de una manera impune esa necesidad de irrealidad que todos tenemos y que tantos llenan con drogas.

Juan Carlos Cruz

Fuentes
Sheridan, G. (2014). “Octavio Paz ante las drogas”. Letras Libres. https://www.letraslibres.com/mexico-espana/octavio-paz-ante-las-drogas

Martínez, A. (2014). Octavio Paz y las drogas: política, poética y psiconáutica”. Pijama Surf. https://pijamasurf.com/2014/03/octavio-paz-y-las-drogas-politica-poetica-y-psiconautica/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *