Reflexiones sobre el perdón

perdón

El perdón es uno de los valores más difíciles de llevar a cabo en la realidad, es una decisión personal que requiere de un gran esfuerzo, pues este va en contra del sentimiento de enojo y venganza que se experimenta cuando alguien nos lastima. Perdonar y perdonarse es de valientes y esto nos lleva a la LIBERTAD.

El perdón es tan profundo que abarca sentimientos de comprensión, empatía, compasión para quien ha herido. Perdonar no implica encontrar justificaciones para quien te ha perjudicado, el más beneficiado es uno mismo, pues el perdón da un tipo de paz que te lleva a una vida plena.

Es una de las herramientas que aligeran la vida, da bienestar y ayuda a dejar atrás emociones negativas y a olvidarnos de resentimientos los cuales no son más que puro veneno para el alma. Por el contrario, con el perdón damos la vuelta al asunto, logramos así paz, felicidad y una luz que vibra y resuena con gran brillo. Es la verdadera libertad que viene desde el interior.

Cuando te niegas a perdonarte, no cambias tu percepción del pasado y paralizas tu presente y limitas tu futuro. Es por ello que no debemos sobredimensionar nuestras fallas y errores, debemos darle su justa importancia. Te aconsejo hacer un inventario de tus fallas y aceptarlas con amor y sin ninguna resistencia, sino abrazándolas, de lo contrario pasa como con la sombra, entre más nos acercamos más grande se hace. Perdonando nos volvemos más ligeros y sin cargas ni ataduras la vida fluirá con alegría.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *