Positividad tóxica versus validación de las emociones

positividad tóxica

La positividad tóxica desnaturaliza el espectro de las emociones hasta la irrealidad.

 

Positividad tóxica

La positividad tóxica consiste básicamente en querer imponer una actitud feliz a ultranza. Y en minimizar en todo momento las emociones negativas.

 

Aunque lo de llamar a la tristeza, frustración, ira, rencor, envidia, celos, egoísmo, inseguridad, pesimismo y otras como “negativas” es solo una forma de hablar, lo cierto es que estas, en su medida, juegan un rol necesario en el equilibrio personal.

 

Antonio Rodellar, psicólogo especializado, las llama “emociones desreguladas” y expone que es mejor enfrentarlas, conocerlas y aprender de ellas para desarrollar resiliencia, que reprimirlas.

 

Una psicología positiva aplicada correctamente es útil pero desnaturalizada puede virar a positividad tóxica. La clave está en equilibrar. Ni un optimismo ciego ni un pesimismo llevado a sus últimas consecuencias.

 

Está bien no estar bien siempre. Es humano sentir todo el espectro de emociones. Minimizar la tristeza y emociones anexas y relativas, al corto y mediano plazo, dependiendo, puede somatizarse, regresar con fuerza o cansar.

 

Rodellar añade “todas las emociones son como olas: van cogiendo intensidad y después van bajando hasta convertirse en espuma. Ser consciente de cuál es la situación que estás viviendo. No negar que hay algo malo, pero tampoco quedarte estancado en la emoción negativa”.

 

Positividad tóxica  versus  Validación de sentimientos

No pienses en eso, sé positivo vs Cómo te sientes, te escucho.

Podría ser peor vs Siento que pases por esto.

Solo vibra alto vs  Estoy aquí para apoyarte.

No te preocupes, tú sé feliz  vs  Te puedo ayudar en algo.

El fracaso no es opción  vs   El fracaso es parte del éxito

 

Como no es fácil deducir teóricamente las posibilidades de una represión, es necesario que, de un lado, se escuche a quienes están en un lugar emocionalmente difícil, y, por el otro, recordar que todas las emociones son auténticas. (Este no es un artículo médico. Porque la salud mental importa, para asesoría profesional, visita al especialista en psicología.)

 

Fuentes

Qué es la positividad tóxica y por qué puede ser una trampa, en BBC News

Positividad tóxica: por qué el discurso de la buena onda constante hace mal a la salud, en Infobae.

 

 

Juan Carlos Cruz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *