Personas con hipersexualidad

hipersexualidad

Si crees que puedes ser adicto a la lujuria o al sexo, quizá te interese saber algo acerca de este tema y ver nuestros podcasts.

Aunque la idea de que el sexo puede ser adictivo resulte nueva para muchos, hoy sabemos, cada vez con más certeza, que el sexo es uno de los muchos instrumentos usados para aliviar el aislamiento, la apatía y la tensión; para solucionar sus conflictos, conseguir poder, encontrar una vía de escape y para adquirir una seguridad emocional o espiritual falsa.

Muchos de nosotros nos dimos cuenta de que, independientemente de cómo, por qué o cuándo comenzó, llegó un momento en el que actuábamos contra nuestra voluntad. Solo al intentar parar pudimos percatarnos de que éramos adictos a la lujuria. O sea, una conducta ingobernable ante la obsesión y compulsión por ver pornografía, buscar sexoservidoras, buscar sexo cibernético, o hasta buscar con perfiles falsos la oportunidad de llegar sin límites a tener experiencias de fantasías impensables en este tema del sexo.

Es muy recurrente en esta etapa del aislamiento, se vive igual que una adicción. La gente se aísla totalmente para buscar satisfacción y escapar de la realidad. Pueden, igual que en cualquier otra adicción, perder demasiado tiempo en la autosatisfacción (masturbación), olvidarse de la pareja y tener problemas por ese abandono, o si no se tiene pareja, pueden llegar a no buscar una para así no tener compromiso con nadie.

Igualmente descuidan el trabajo y su persona, hasta llegar al abandono total de su higiene y este problema puede cada vez crecer más, como cualquier conducta obsesiva compulsiva, hasta dedicarse solo a estar viviendo en esta práctica.

Acércate a nosotros, envíanos un mensaje en cualquiera de nuestras redes sociales y participa en nuestras transmisiones en vivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *