Categories: General

Fui adicto al celular

Fui adicto al celular y darme cuenta de eso me ayudó a buscar el equilibrio.

Adicto al smartphone

Vivía obsesionado con mi smartphone. Si no lo traía conmigo me sentía desamparado. Me dormía usándolo y al despertar en la mañana era lo primero que revisaba. Como hasta ahora es un vicio socialmente aceptado, no sentía que fuera algo que me dominara, pero visto en frío, la forma en la que lo usaba a mí sí me trastornó.

Cuando me reunía con mis familiares y amigos convivía a rachas con ellos pero mayoritariamente me la pasaba revisando todas mis redes sociales de una manera enfermiza, como si mi vida dependiera de eso. Solo un amigo me lo dijo directamente: “tu teléfono te enajena”.

Me tomaba muchas selfies y revisaba una y otra vez, cada dos minutos, Instagram, Whatsapp, Facebook, Twitter, Tinder, en las circunstancias más inapropiadas, mientras comía, trabajaba, me duchaba, salía con mi familia y hasta manejando. Lo hacía hasta sentir malestar.

Me convertí en un terrible Big Brother que vigilaba como policía cibernético todos los movimientos de las personas que me importaban, a qué hora se habían conectado, qué habían visto, cuáles eran sus amistades. Era un cazador furtivo esperando a su presa, un controlador, un stalker de la más baja estofa, un fetichista de los post.

Apps para mitigar la adicción

Paradójicamente exploré e hice los tests de algunas apps para celular que me ayudaran a recuperar mi libertad: Foreste, FaceUp, Space, AntiSocial y otras más que con gráficas, diagramas y números me ayudaron a poner en perspectiva mi uso de los dispositivos.

Alguna vez llegué a pensar que mi lucha contra la adicción al celular era la batalla de un individuo contra una poderosísima industria que, precisamente,  se dedica a crear necesidades, modas y apetitos a fin de mantenerse en la cúspide de la pirámide económica. Pero como decía mi abuelo Carmelo: todo se puede usar y de nada hay que abusar.

D.│

Administrador del Sitio

Share
Published by
Administrador del Sitio

Recent Posts

Dipsomanía y/o alcoholismo

Dipsomanía es una palabra médica, científica, literaria o clínica para nombrar al alcoholismo compulsivo. Dipsomanía…

2 semanas ago

Alcoholizarse después de los cuarenta

Alcoholizarse después de los cuarenta supone los siguientes desbalances. Alcoholizarse Si para muchas personas llegar…

3 semanas ago

Poco a poco se va lejos

Algunos de nosotros elaboramos rutinas para ayudarnos a mantener nuestras metas dentro de los límites…

3 semanas ago

Alarma el aumento de consumo de “cristal” en México

El problema del aumento en el consumo de cristal en México es de proporciones alarmantes.…

1 mes ago

Oregon despenaliza drogas duras

Oregon, Estados Unidos, cambia las medidas punitivas por programas de rehabilitación integral. Despenalización en Oregon…

1 mes ago

Testimonios │ Del infierno del alcohol a la paz de la sobriedad

Consumir alcohol en exceso es un infierno, tanto para el que lo bebe como para…

1 mes ago