Testimonio sobre estancamiento en la recuperación de las adicciones

estancamiento

¿Sabes lo que es una recaída durante la rehabilitación? Conoce el testimonio de una persona que recayó y superó las adicciones.

 

Testimonio sobre el estancamiento en la recuperación de las adicciones

“Juro que no vuelvo a tomar, ya no quiero fumar, dejaré las drogas”, estás son frases conocidas y pronunciadas por aquellas personas que han padecido una adicción.

A continuación, compartimos un testimonio sobre el estancamiento en el proceso de recuperación de las adicciones.

Me tomó cerca de un año entender que durante mi tratamiento para superar la adicción al alcohol y las drogas había entrado en una etapa de estancamiento.

Dicen que es normal tener una recaída durante la rehabilitación, es mi caso. Inicié con recuperación por gracia de mi familia. Fue un proceso largo y cansado pues era asistir a clínicas, tener platicas con los médicos, psicólogos y trabajadoras sociales.

Sentí temblores, ansiedad, resequedad, comezón, fatiga, mal humor, vómitos, dolores musculares, visiones, pesadillas e incluso una especie de depresión causados por la abstinencia.

Llevaba ocho meses en tratamiento para superar mis adicciones y al principio me sentía con ánimos por seguir adelante, luego comencé a salir a lugares por mi propia cuenta para despejarme.

Un día caminé por una avenida concurrida con árboles grandes y un panorama agradable. Yo creía que ya tenía la suficiente fuerza de voluntad para afrontar las tentaciones, ¡oh sorpresa!, no fue así.

Al llegar a una esquina me encontré con un pequeño pero acogedor bar y decidí tomar una cerveza. Ese fue el principio de mi recaída.

Las siguientes visitas a rehabilitación fueron una especie de letargo ya que no sentía deseo de continuar con la terapia y peor aún, con mi vida.

Tomaba y consumía drogas a escondidas, dejaba de lado mis responsabilidades, tenía desconfianza de mi familia y de las personas. Poco a poco me negaba a ir al tratamiento a tal grado de no importarme nada.

Fue entonces cuando mi familia decidió hacer una intervención mayor con el llamado “encierro” (anexo). Recuerdo que llegué a un lugar fatal como sacado de película. Personas en condiciones de calle, enfermedades y problemas psicológicos hasta el punto de no distinguir la realidad. Esos fueron los motivos por los que entendí que me había estancado en mi proceso de recuperación.

Ver tantas cosas feas y perjudiciales fue lo que me llevó a retomar mi rehabilitación. Aquellos momentos de reclusión (si así se le puede llamar) fue la razón por la que me hizo pensar que eso no lo quería jamás en mi historia de vida.

Si están leyendo este testimonio y tienen un ser querido que pasa por la misma situación, en Yo Dependo los invitamos a que platiquen con esa persona y manifiesten su intención de ayudar.

Lo más importante es ser una fuente de apoyo e inspiración y seguir adelante en el tema de las adicciones. Somos una comunidad digital dedicada a prevenir y combatir las adicciones.

 

 

Por Leo Morquecho

Testimonio/ Carmona, D.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *