Descontrol por la bebida

descontrol

Al principio, puede ser que el alcohólico controle sus tragos, pero una vez que se convierte en obsesión, ya no le es posible controlarse. Podría ser que las investigaciones científicas llegaran a descubrir las bases fisiológicas y psicológicas que expliquen el afán compulsivo por la bebida.

Grupos de familias Al-ANON

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *