Cold Turkey: una amenaza en tiempos de cuarentena

resiliencia

Durante una cuarentena, para la persona con dependencia a la sustancias está el peligro latente del cold turkey. ¿Cómo tratar una abstinencia y qué hacer?

Cuando se trata de una pandemia y es peligroso salir a las calles si no queremos contraer una enfermedad grave como el COVID-19, a todos nos afecta de manera muy diferente este encierro voluntario. Por ejemplo, ¿qué hay de las personas que padecen o se están tratando una adicción? Uno de los métodos más seguros para salir de una dependencia es bajar el consumo poco a poco. Sin embargo, si llegamos a un encierro obligatorio, o si los lugares donde estas sustancias están disponibles cierran, sus efectos pueden ser hasta fatales. ¿Qué consecuencias hay al ir cold turkey durante esta pandemia y qué podemos hacer para mitigar su golpe?

¿Qué es cold turkey?

Cold turkey, cuya traducción literal es “pavo frío”, es el nombre coloquial de la abstención total y repentina en el uso de una sustancia adictiva. Es el momento en el cual al paciente se le obliga a “sanar” su adicción al prohibirle completamente su uso. Sobra decir que, dependiendo de la sustancia, parar una adicción cold turkey puede ser increíblemente peligroso, ya que se obliga al cuerpo a entrar a un estado de shock por el síndrome de abstinencia, el cual puede ser fatal.

En cuestión de abstinencia repentina, el alcohol, los barbitúricos (sedantes) y las benzodiacepinas (como los ansiolíticos) son los más peligrosos para la salud. De hecho, el delirium tremens provocado por la ausencia de alcohol en alguien dependiente puede provocar hasta convulsiones.

cold turkey

¿Qué hacer en caso de una abstinencia prolongada?

Con las medidas preventivas de cuarentena, muchos lugares donde la persona con adicción consigue sus sustancias dependientes, como bares y licorerías, comenzarán a cerrar, dejándolos sin opciones para tratar la adicción. Lo importante, entonces, es contactar con un médico, pues hay prescripciones y medicamentos que pueden aligerar el síndrome de abstinencia durante el aislamiento social. 

El Cenetec (Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud) del Gobierno federal de México pone algunas medidas preventivas:

Métodos de manejo del Síndrome de Abstinencia Adquirida sin medicación incluyen:

  • Apoyo interpersonal frecuente.
  • Provisión de adecuados fluidos y comida.
  • Atención a la higiene.
  • Sueño adecuado.
  • Mantenimiento en un ambiente libre de alcohol y drogas.

Los pacientes que requieren medicación inmediata incluyen aquellos que están en abstinencia y que demuestran síntomas moderados. En el tratamiento farmacológico del síndrome de abstinencia alcohólica se utilizan fármacos hipnosedantes: benzodiacepinas, anticomiciales, simpaticolíticos y antidopaminérgicos. Además, vitaminoterapia (especialmente tiamina) para prevenir el síndrome de Wernicke Korsakoff [daño cerebral por la ausencia de vitamina B12]. También se deben de prescribir multivitamínicos durante la fase de abstinencia alcohólica.

Si crees estar en riesgo de caer en Síndrome de Abstinencia, contacta a tu médico inmediatamente para saber qué tratamiento es aplicable según la sustancia a la que tengas dependencia. El aislamiento social y la cuarentena prolongada tiene efectos en la población vulnerable que no nos imaginamos, por lo que es importante más que nunca la atención, apoyo y educación para tratarlos en casa.

Por Sergio A. Martínez │

Referencia

CENETEC (2008). “Manejo del síndrome de abstinencia alcohólica en el adulto en el primer nivel de atención”. Secretaría de Salud. México, 2008. Recuperado el 20 de marzo de 2020 de: http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/097_GPC_Abstinenciaalcohol/SSA_097_08_EyR.pdf

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *