Conductas adictivas de alimentación

alimentación

 Las conductas adictivas alimentarias suelen ser una fase previa al desarrollo de trastornos alimenticios. Evitemos que esto suceda.

 

Conductas adictivas de alimentación

Quién no ha disfrutado de un gran banquete ya sea en una reunión, fiesta, convivió o simplemente en casa. Para nadie es un secreto que los alimentos altos en grasas y carbohidratos pueden llegan a desencadenar conductas alimentarias adictivas.

Al respecto, el Instituto Nacional de Salud Mental de los EE.UU. lo define como: “afecciones graves que afectan de forma negativa las emociones, la salud y la capacidad de desempeño en áreas importantes de la vida”.

¿Qué o cuáles son las causas de los trastornos alimenticios? Las razones del porque se llega a desarrollar una conducta adictiva alimentaria se dividen en tres áreas.

alimentación

  • Factores psicológicos como baja autoestima, estrés, ansiedad, perfeccionismo, sentimientos de culpabilidad, entre otros.
  • Factores interpersonales derivados de malas relaciones personales, familiares, sobreprotección de cercanos, experiencias traumáticas originadas por abuso, acoso, violencia, o bien, falta de contacto y vínculo afectivo.
  • Factores socioculturales como presión del círculo social, ideal de belleza impuesto por los medios, vanidad y una autoimagen falsa.

Lo cierto es que la combinación de distintos elementos influye en el desarrollo de trastornos alimenticios. Entre los más comunes se encuentran la anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno por evitación y el trastorno alimentario compulsivo conocido como atracón.

 

 

Este último está asociado con la ingesta excesiva de alimentos en un periodo corto de tiempo (1 a 2 horas). Se produce cuando una persona devora grandes cantidades de comestibles aun no teniendo apetito. Después del acto la persona llega a tener sentimientos de vergüenza, culpa, miedo, asco y hasta lapsos de depresión.

Si esta situación te suena familiar o si crees que algún ser querido o cercano a ti tenga esta afección, entonces es importante tomar cartas en el asunto.

¿Cómo podemos identificar a una persona con trastorno por atracón? Los síntomas característicos de esta conducta alimentaria son la ingesta desmesurada de alimentos, (se engulle casi sin masticar), la velocidad y el tiempo con que se come (menos de dos horas después de haber comido), comer solo/a por miedo o vergüenza e incluso hacer dieta con frecuencia sin perder peso.

 

Las personas que padecen este trastorno son más propensas a sufrir depresión o ansiedad y es más común en individuos con sobrepeso u obesidad.

En México, el tema de sobrepeso y obesidad esta ligado a los trastornos alimenticios y ambos son un problema grave salud pública el cual afecta la esperanza de vida de los mexicanos.

 

 

Fuente

National Institute of Mental Health. (2018). “Eating disorders: more tah food”. National Institute of Mental Health. Consultado en 2021.

 

Por Leopoldo Morquecho

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *