Abuso emocional pasivo-agresivo

pasivo agresivo

En la primera parte de nuestro podcast platicamos con nuestra invitada, la licenciada Rossana Tercero, sobre los rasgos característicos de una persona pasivo-agresiva. Conoce cuáles son.

 

Abuso emocional pasivo-agresivo: primera parte

En la parte A del podcast “abuso emocional pasivo-agresivo” de Yo Dependo platicamos con la licenciada Rossana Tercero sobre los rasgos de una persona con comportamiento pasivo-agresivo.

Nuestra plática inicia haciendo la distinción sobre qué es el comportamiento agresivo-pasivo. “Dentro de la descripción, se quitó el término de trastorno y ahora se dice que múltiples personalidades tienen este rasgo característico de ser pasivo-agresivo”, comenta la licenciada Rossana.

Por momentos, el temperamento de cada individuo está expuesto a distintas situaciones que pueden llevar a una persona a ser pasiva-agresiva. “La característica principal de una personalidad pasiva-agresiva es la resistencia pasiva y esta se da de manera permanente y contundente”, comenta nuestra invitada.

¿Qué es ser pasivo-agresivo? ¿Cómo puede una persona ser pasiva-agresiva? La licenciada Rossana nos responde: “suena a un término de contradicción; la agresividad se manifiesta a través de la pasividad, es decir, de la inacción, del no hacer, del postergar, del no estar, del no dar y de la retención de responsabilidades que le corresponden a una persona”.

Otra de las características particulares del comportamiento pasivo-agresivo es la cero confrontación o nula oposición a un enfrentamiento abierto.

Pasivo-agresivo: características

Seguimos platicando con nuestra invitada, la licenciada Rossana, y profundiza más en el tema con un ejemplo: “las personas pasivo-agresivas están enojadas internamente, pero no van a demostrar la sensación interna que tienen”.

Remarca que lo malicioso e intrigante de este tipo de abuso es no existen señales abiertas para detectar el comportamiento pasivo-agresivo. “No van a buscar resolver un conflicto porque no vamos a encontrar diálogo, la conducta te irá indicando la situación de inconformidad con esa persona”.

 

Determinar un perfil sobre el comportamiento pasivo-agresivo e identificarlo no es una tarea sencilla. Por ello, nuestra invitada experta en salud mental, Rossana Tercero, nos comparte las diez características para reconocer a una persona pasiva-agresiva.

“La primera característica es la resistencia pasiva y ambigüedad, la siguiente es el sentimiento de incomprensión y falta de aprecio (victimización), las siguientes son la hosquedad, desdén hacia la autoridad, envidia, quejas sobre mala suerte, arrepentimiento, autosabotaje, obstrucción a requerimientos ajenos y poca empatía por la cooperación”.

Se dice que detrás del perfil psicológico de una persona pasivo-agresiva existe baja autoestima y con ello la incapacidad de gestionar las emociones ante conflictos que involucran seguridad personal.

La importancia de prestar atención a cada uno de los rasgos característicos del comportamiento pasivo-agresivo es vital ya que de esta manera estaremos identificando si dentro de nuestro círculo familiar, laboral, académico o social existe una persona pasivo-agresiva.

Te invitamos a escuchar nuestro segundo capítulo “Parte B, abuso emocional pasivo-agresivo” de nuestro podcast de Yo Dependo. Somos una comunidad digital dedicada a prevenir y combatir las adicciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *